AutomovilismoMaestro Fortaleza

La electrólisis: ¿Cómo puede dañar a tu radiador?

radiador

Desde que se incorporó la electrónica al sistema automotriz de los vehículos, empezaron a surgir una serie de problemas desconocidos en el rubro, siendo uno de ellos la electrólisis. Esta anomalía suele originarse en el sistema de refrigeración del automóvil, cuando la corriente eléctrica atraviesa el fluido refrigerante para cerrar el circuito eléctrico. Pero realmente tenemos claro ¿Qué es la electrólisis? En el sistema de refrigeración existen dos tipos de electrólisis:

  • Electrólisis química: Se origina según los materiales con el que esté fabricado el motor, así como una degradación del líquido refrigerante.
  • Electrólisis eléctrica: Es más agresiva, pues genera mayores daños a los componentes.

La electrólisis en radiadores se produce cuando una corriente eléctrica circula a través del líquido refrigerante en busca de una conexión a tierra, el cual genera cambios electroquímicos que tiene como resultado, la erosión y daño de los componentes del radiador. Una de las causas más comunes de este fenómeno en los motores es una posible conexión defectuosa en algunos de los componentes eléctricos del motor, como un ventilador o un motor eléctrico.

Posibles causas de la electrólisis en los radiadores

En realidad, cualquier vehículo que tenga accesorios electrónicos cerca del radiador o de otros componentes del sistema de enfriamiento pueden sufrir electrólisis. Sin embargo, esta anomalía puede prevenirse mediante un monitoreo y mantenimiento del sistema de refrigeración de manera continua.

  • Cuando algún elemento eléctrico está mal conectado, hace que la corriente eléctrica pase por el camino de menor resistencia, que son las mangueras o paneles de los radiadores y calefactores.
  • Un electroventilador con una conexión defectuosa puede producir el mismo efecto, el cual se podrá notar al cabo de algunos meses, debido a que la corriente que utiliza es menor al de un motor.

Quiere decir que, cualquier conexión defectuosa que presente algunos de los accesorios electrónicos ubicados cerca del sistema de refrigeración y el radiador puede provocar la electrólisis. Esta anomalía eléctrica puede destruir el radiador o calefacción en transcurso de semanas o días, dependiendo la frecuencia con en que se use. En conclusión, cuanto peor sea la conexión del elemento eléctrico, mayor será la destrucción producida por la electrólisis.

Daños de la electrólisis en el sistema de refrigeración y el radiador

 La electrólisis se convierte en una gran amenaza para los radiadores y el sistema de refrigeración porque puede destruirlos por completo; un ejemplo de ello, es que puede destruir un motor en unos pocos miles de kilómetros. Generalmente, el daño se concentra en la unión de los tubos de placas, pero a pesar de ello, pueden aparecer en cualquier lado.

  • Si tienes agujeros en los tubos de los paneles de radiadores o calefactores, es una buena evidencia de que está ocurriendo electrólisis.
  • Fugas constantes por el panal del radiador; podrías hasta comprar un radiador nuevo y ver cómo en cuestión de meses o semanas se vuelve a deteriorar.

Si quieres reducir las probabilidades de sufrir electrólisis, asegúrate de usar un buen líquido refrigerante y un radiador de calidad, ambos son recursos que forman parte del sistema de refrigeración del vehículo. Tienen como función regular la temperatura y absorber todo el calor del motor, evitando peligrosos sobrecalentamientos y garantizando su máximo rendimiento. ¡Recuerda! Usar un refrigerante de mala calidad puede ser igual a tener solo agua en el sistema.

Artículos relacionados:

Suscribete a nuestro Newsletter