AutomovilismoMaestro Fortaleza

Cuidado del radiador: ¿Por qué ocurre el recalentamiento de un motor?

radiador

Una de las causas frecuentes que provoca el recalentamiento de motor en un automóvil, se debe a la pérdida o falta del líquido refrigerante y el mal funcionamiento del sistema de refrigeración del vehículo. El sobrecalentamiento del motor tiene un efecto muy dañino, Y si no tomamos alguna acción correctiva podemos provocar que el motor de nuestro vehículo se deteriore en periodos muy cortos, que sumaría una reparación muy costosa.

En efecto, esto suele suceder cuando se quema combustible en el motor de un vehículo, en donde casi el 70% de la energía generada se convierte en calor, y buena parte de ese calor se va por el tubo de escape, pero gran parte se queda calentando el motor. En consecuencia, entra en acción el sistema de refrigeración del automóvil evitando que se recaliente, siendo un componente clave el radiador. Un recurso indispensable que asegura el buen funcionamiento de tu vehículo.

El radiador, un recurso importante en el sistema de refrigeración del vehículo

Los radiadores para vehiculos tienen como función evitar que se produzca el sobrecalentamiento del motor, y a su vez asegurar que funcione de manera óptima y ofrezca su máximo rendimiento. ¿Cómo funciona? Una mezcla de agua y anticongelante absorbe el calor generado por el motor, ese líquido pasa a través de los tubos del radiador para enfriarlo, los cuales están compuestos por aletas de refrigeración, con pequeños respiradores.

Cuando el líquido caliente pasa por los tubos del radiador, estas aletas transfieren el calor al aire que fluye a través del radiador. De modo que, el radiador se encarga de disipar la temperatura para mantener el rendimiento óptimo del motor, dentro de un rango de temperatura específica, y con ello lograr su máxima eficiencia.

La fabricación de la estructura del radiador garantiza el buen funcionamiento del motor

Sabemos que, el radiador es una parte importante del vehículo, ya que reduce y disipa las altas temperaturas que genera el motor debido al combustible. Por lo que, es fundamental que su estructura cuente con transferencias de calor, que son los conductos de entrada y salida de agua, y un panel radiador que tiene canaletas y aletas encargados de disipar la temperatura del agua de nuestro motor.

El radiador presenta un mayor rendimiento por su composición, sin embargo, la clave está en utilizar un buen líquido refrigerante, el cual permite a los radiadores cumplir su función de manera correcta. Nuestros especialistas recomiendan utilizar Refrigerante Fortalum, ideal para cualquier tipo de vehículo, que contiene un 33% de concentración de etilenglicol junto con aditivos que permiten el enfriamiento correcto.

Si bien, en el mercado existen radiadores de cobre y aluminio, la diferencia está en los materiales empleados en su fabricación y tiempo de vida. El de cobre presenta una mayor duración y posibilidad de repararse y quedar como nuevo. Mientras que, los de aluminio tienen beneficios, como precio accesible, fácil retiro e instalación. No obstante, debemos tener en cuenta que una vez que presente alguna falla, golpe u orificio, será difícil de soldar, lo que podría disminuir su capacidad de enfriamiento.

Por último, cabe mencionar que el radiador tiene un tiempo de vida estimado, de 8 a 10 años, que siempre dependerá del cuidado y mantenimiento del auto. Recomendamos a todos los conductores que midan con regularidad la temperatura de su motor, sobre todo en las estaciones del año donde hace mucho más calor, ya que si la temperatura se eleva excesivamente puede ocasionar averías graves.

Artículos relacionados:

Suscribete a nuestro Newsletter